SAGARDOTEGIA OMEN ZAN

HUBO UNA SIDRERÍA

Hubo una sidrería_2015

[Intervención y registro-montaje audiovisual (7' 47'')]

 

Los nombres Ardotx y Larraburu aparecieron por primera vez en la búsqueda de información en torno al caserío Mikelentxone (Oiartzun, Gipuzkoa). Según se cuenta, en el antiguo caserío de Mikelentxone hubo una sidrería. En 1869 ambos bertsolaris se encontraron en el lugar, y la envidia hizo que uno acabara golpeando al otro con una piedra en cabeza. Los bertsos creados en base a la anécdota, transmitidos de generación en generación (y recogidos por A. Zavala en 1993), son parte de una memoria colectiva; como si se tratara de signos que viajan en el tiempo, constituyen parte de la identidad cultural de un pueblo. 

 

En la continua creación y recreación de la identidad cultural, se propone una activación del caserío su  memoria colectiva, interviniendo con la anécdota su contexto actual.

VER SUBTITULADO: https://vimeo.com/143905320

© 2019. Onintza Etxebeste Liras  /